4 de cada 10 clientes que atendemos a pesar de que comen poco no logran bajar de peso.

Hoy te voy a compartir el motivo por el que esto sucede y lo que debes hacer para solucionarlo.

Comenzaste un plan para perder grasa al comienzo empezaste a ver resultados, pero de pronto el peso en tu balanza y tus medidas no cambiaron más.

Así es que reduces las calorías lo más bajo que puedes y empiezas a luchar contra el hambre intensa y los antojos severos, pero luego, por alguna razón, esa grasa que deberías estar quemando continua en tus brazos, piernas o barriga.

Te sientes desesperado, desanimado así es que dejas la dieta y te culpas a ti mismo por haber hecho algo mal.

Pero ¿Qué pensarías si te digo que no es tu culpa?

Verás, ese es el problema con las dietas bajas en calorías. Estas dietas dicen que están diseñadas para eliminar la grasa persistente y darte el cuerpo de tus sueños, pero en realidad son la causa de tu falta de progreso.

De hecho, no solo están saboteando sus resultados, sino que son los únicos responsables de que rebotes y ganes peso nuevamente.

En ese mundo de conteo de calorías y porciones pequeñas, es fácil creer que simplemente reducir tu ingesta de calorías resultará en la pérdida de peso y te ayudará a quemar grasa corporal.

Pero este no es el caso.

En realidad, tu cuerpo se adapta y compensa esta ingesta baja en calorías quemando menos calorías. Un concepto sumamente sencillo, pero que pocos saben.

Al reducir tu consumo de calorías, tu cuerpo entra en un modo de conservación de energía e intenta almacenar todo lo que come, lo que significa que nunca quemarás grasa.

Así es como la gente cree que funciona

Comer menos = quemar mas

Pero la realidad es que hay una mejor manera:

Comer más = quemar más

No te estoy diciendo que cambies repentinamente a una dieta rica en calorías de donas, pizzas y pretzels, sino que comer alimentos ricos en nutrientes y saludables bien podría ser la respuesta a tus oraciones para perder grasa.

Al darle más alimentos completos no procesados, estás reactivando a tu metabolismo.

Esta probablemente es la mejor estrategia para acelerar a tu metabolismo gradualmente y si quieres acelerar el proceso puedes consumir nutrientes clave como el yodo, selenio y zinc, que los encuentras en nuestro suplemento Metabolism Booster (link en la descripción) y hacer una combinación de entrenamiento con peso y cardio hiit

¿Cómo sé que esto funciona?

Existen algunos estudios y literatura científica en los que se demuestra que el ritmo metabólico basal se reduce al comer poco. Pero lo más importante es que lo he podido ver una y otra vez en cientos de nuestros clientes y lo palpé por mi mismo.

Hace algunos años comencé mi propia transformación en la que perdí 80 libras de grasa y en ese proceso después de perder las primeras 20 me topé con una pared.

En ese entonces pensaba que las calorías eran lo único que importaba, y que las dietas bajas en calorías eran “la respuesta”.

Pero adivina lo que hice …

Comencé a comer MÁS calorías de MÁS alimentos completos y rompí esa meseta, hasta alcanzar el 10% de grasa corporal.

Si bien las dietas bajas en calorías son una mala forma para perder peso, no puedes duplicar o triplicar tu consumo de calorías y esperar ver un progreso.

De hecho, un salto tan grande resultará casi inevitablemente en muchas ganancias de grasa.

Se trata de aumentar su consumo de forma lenta y segura, hasta donde debería estar su Ritmo Metabólico Basal.

Es por eso que solo aumentar unos pocos cientos de calorías no funciona al menos que sepas los números que debes alcanzar para lograr tu meta.

Existe una ecuación no solo para saber dónde te encuentras ahora, sino para saber dónde deberías estar y qué ración de macros (proteínas, grasas y carbohidratos) es la adecuada para ti.

¿Sabes qué significa esto?

¡Que vas a lograr tu objetivo de perder peso sin matarte de hambre!

Recuerda un punto sumamente importante es que las calorías que aumentes deben ser calorías de calidad.

Estamos hablando de carnes y pescados grasos, así como nueces y semillas. En algunas personas, no en todas, también se deberá incluir frutas,arroz integral, batata o quinua y por supuesto verduras.

Estos impulsarán tu rendimiento, estimularán tu metabolismo y contribuirán a quemar más grasa.

Moraleja de la historia…

La comida es combustible y debes darle a tu cuerpo el combustible de mejor calidad.

Recuerda lo siguiente:
Come más – quema más
Y por supuesto, sé paciente.

¡Mantén el rumbo!

Por cierto si has escuchado sobre el ayuno intermitente y piensas que practicarlo significa comer poco, eso no es así. Para que el ayuno intermitente funcione debes ponerlo en práctica junto con las recomendaciones que te he dado aquí.

Entonces ¿Estás comiendo la cantidad de alimentos que necesitas para lograr tu objetivo?

Elimina tus dudas, no pierdas más tiempo y dinero; y deja que mi equipo y yo nos aseguremos de que estás en el camino correcto.

Recuerda que puedes separar una cita con nosotros sin importar en qué parte del mundo estés te dejo los datos en pantalla y en la descripción.


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness