¿Te has preguntado cómo se puede adelgazar descansando?

Seguramente conoces al menos a una de esas personas que pueden comer de todo sin engordar.

El secreto de esas personas (y que tú también podrías lograr)  es que sus cuerpos están quemando gran cantidad de calorías todo el tiempo, incluso cuando están durmiendo o descansando.

 A lo largo de este video te compartiré 8 sencillas estrategias que utilizamos con nuestros pacientes y clientes para ayudarlos a quemar más calorías mientras descansan y que logren perder peso de grasa más rápidamente. 

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo se refiere a todos los procesos químicos de su cuerpo. Cuanto más rápido sea su metabolismo, más calorías necesitará su cuerpo.

El metabolismo es la razón por la cual algunas personas pueden comer mucho sin aumentar de peso, mientras que otras parecen necesitar menos para acumular grasa.

La velocidad de su metabolismo se conoce comúnmente como tasa metabólica. Es el número de calorías que usted quema en un tiempo determinado, también conocido como gasto energético.

 La tasa metabólica se divide en varias categorías:

Tasa Metabólica Basal : Se trata de tu tasa metabólica durante el sueño o el descanso profundo. Es el ritmo metabólico mínimo necesario para mantener la respiración de los pulmones, el bombeo del corazón y el cuerpo caliente.

Tasa metabólica en reposo (RMR): La tasa metabólica mínima requerida para mantenerlo vivo y funcionando mientras descansa. En promedio, representa hasta el 50-75% del gasto total en calorías.

Efecto térmico de los alimentos (TEF):El número de calorías quemadas mientras su cuerpo está digiriendo y procesando alimentos. El TEF suele representar alrededor del 10% de su gasto energético total.

Efecto térmico del ejercicio (TEE): El aumento de las calorías quemadas durante el ejercicio.

Termogénesis sin actividad física (NEAT): El número de calorías requeridas para actividades distintas al ejercicio. Esto incluye moverse, cambiar de postura, pararse y caminar.

Qué factores contribuyen para adelgazar mientras descansas:

Numerosos factores afectan su tasa metabólica, incluyendo:

Edad: Cuanto mayor sea su edad, más lento será su ritmo metabólico. Esta es una de las razones por las que las personas tienden a aumentar de peso a medida que envejecen. Pero no importa cuál es tu edad, ya que las recomendaciones que te brindaré aquí te ayudarán igual.

Masa muscular: Cuanto mayor sea su masa muscular, más calorías quemará.

Tamaño del cuerpo: Cuanto más grande eres, más calorías quemas.

Temperatura ambiente: Cuando tu cuerpo está expuesto al frío, necesita quemar más calorías para evitar que la temperatura corporal baje.

Actividad física: Todos los movimientos corporales requieren calorías. Cuanto más activo sea, más calorías quemará. Su metabolismo se acelerará en consecuencia.

Trastornos hormonales: El síndrome de Cushing y el hipotiroidismo disminuyen el ritmo metabólico y aumentan el riesgo de aumento de peso.

¿Por qué algunas personas pueden bajar de peso descansando y otras no?

Los índices metabólicos varían entre las personas desde el nacimiento.

En otras palabras, algunas personas nacen con un metabolismo más rápido que otras, sin embargo las estrategias que te compartiré te ayudarán a llevar a tu metabolismo al máximo de su capacidad innata.

Algo curioso es que la mayoría de los estudios muestran que muchas personas obesas tienen una tasa metabólica total y en reposo más alta, sin embargo es todo lo contrario una vez que bajan de peso.

 Antes se pensaba que esto se debía a que las personas obesas tienen mayores cantidades de músculo para ayudar a soportar su peso extra.

Pero, los estudios indican que las personas mientras son obesas tienen tasas metabólicas más altas independientemente de su masa muscular.

En contraste, otros estudios muestran que las personas que antes eran obesas tienen una tasa metabólica entre un 3 y un 8% más baja, en promedio, que las que nunca han sido obesas.

Una cosa está clara: no todos somos iguales cuando se trata de la tasa metabólica.

La mayor parte de esta variación se debe a la edad de las personas, así como a su entorno y comportamiento. Sin embargo, el papel de la genética en estas diferencias individuales necesita ser estudiado más a fondo.

 ¿Qué es el modo de inanición?

La adaptación metabólica, también conocida como termogénesis adaptativa o “modo de inanición”, también puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de la obesidad.

 El modo de inanición es la respuesta de tu cuerpo a un déficit de calorías. Cuando tu cuerpo no recibe suficiente alimento, trata de compensarlo reduciendo su tasa metabólica y el número de calorías que quema.

La medida en que la tasa metabólica disminuye durante la restricción de calorías y la pérdida de peso varía de persona a persona.

 Esta desaceleración metabólica es más pronunciada en algunas personas, especialmente en aquellas que son obesas. Cuanto mayor sea la desaceleración, más difícil será perder peso con una dieta o ayuno.

 El modo de inanición probablemente se vea afectado en parte por la genética, pero los intentos previos de pérdida de peso o el estado físico también desempeñan un papel importante.

 ¿Cómo puedo acelerar mi metabolismo para bajar de peso?

La pérdida de peso no se trata sólo de comer menos calorías. Los programas eficaces de pérdida de peso (como los que tenemos en adrianyepez.com/test)también incluyen estrategias para acelerar el metabolismo.

Aquí hay ocho métodos sencillos.

1.  Consume nutrientes clave para bajar de peso descansando

Las hormonas tiroideas son esenciales para tu metabolismo. De hecho, muchas de las células de tu cuerpo tienen receptores de hormona tiroidea, lo que significa que estas pueden influir en tu metabolismo de muchas maneras.

Tomemos el metabolismo de las grasas, por ejemplo. Las hormonas tiroideas ayudan a tu cuerpo a quemar grasa, proporcionándole más energía. Como resultado de este efecto sobre el metabolismo de las grasas, las hormonas tiroideas aumentan la tasa metabólica basal (BMR), lo que significa que usted estará quemando grasa incluso cuando no esté físicamente activo.

Además, las hormonas tiroideas también controlan la temperatura interna de tu cuerpo, protegiendo tus órganos de la temperatura helada en el invierno o de las condiciones calientes durante el verano. Y es por esto que muchas personas con hipotiroidismo sienten más frío que los demás constantemente.

En resumen, para sentirse energizado y estar saludable, necesitas hormonas tiroideas. Pero hay un problema: hay que tener las cantidades adecuadas de hormonas tiroideas. Cuando tu cuerpo no tiene los niveles correctos de hormonas tiroideas, tu salud y metabolismo se debilita.

Para lograr esto debes nutrir a tu tiroides con nutrientes esenciales como el yodo, pero además del yodo, hay algunas otras vitaminas y minerales esenciales que debes consumir.

 -Vitamina B12

 – Zinc

 – Selenio

 – Cobre

 – Manganeso

 – Molibdeno

 – L-tirosina

 Son importantísimos para la producción de T4 y para la conversión de  T3

 Y la adición de plantas como:

 – Schizandra

 – Raíz de Ashwagandha

 – Bladderwrack

 – Pimienta Cayena

Van a fortalecer la función de la glándula.

Puedes encontrar todos estos nutrientes en las cantidades adecuadas en el suplemento Metabolism Booster.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es SUPLEMENTO-TAMAÑOS-MEDIO-1030x510.jpg
Acelera tu metabolismo, quema grasa, aumenta tu energía y enfoque mental.

2. Haz ejercicios de alta intensidad para que adelgaces en tu descanso:

Una de las formas más efectivas de ejercicio son los entrenamientos de alta intensidad, también conocidos como entrenamiento a intervalos de alta intensidad (HIIT).

HIIT es cuando el ejercicio involucra ataques rápidos y muy intensos de actividad, tales como sprints o flexiones rápidas.

Esto acelera significativamente su metabolismo, incluso después de que el entrenamiento ha terminado y cuando ya estás descansando.

 3. Entrenamiento de fuerza para adelgazar.

Otra excelente manera de acelerar tu ritmo metabólico es entrenar con fuerza.

Además del efecto directo del ejercicio en sí, los ejercicios de fortalecimiento promueven el crecimiento de la masa muscular.

La cantidad de músculo que usted tiene está directamente asociada con tu ritmo metabólico. A diferencia de la masa grasa, la masa muscular aumenta significativamente el número de calorías que quema en reposo.

Un estudio mostró que hacer ejercicios de fuerza durante 11 minutos al día, tres veces por semana, resultó en un aumento promedio de 7.4% en la tasa metabólica en reposo después de medio año – y 125 calorías adicionales quemadas por día.

La vejez generalmente se asocia con pérdida muscular y disminución de la tasa metabólica, pero el ejercicio regular de fuerza puede contrarrestar parcialmente este efecto adverso.

 De manera similar, una dieta de pérdida de peso reducida en calorías a menudo resulta en la pérdida de masa muscular y la tasa metabólica. Una vez más, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a prevenir esta disminución.

De hecho, este estudio en mujeres con sobrepeso mostró que hacer ejercicios diarios de fuerza con una dieta de 800 calorías prevenía la disminución de la masa muscular y la tasa metabólica, en comparación con las que no hacían ejercicio o sólo hacían aeróbicos.

Tu mejor aliado en la dieta keto
Alcanza los resultados que buscas con Keto Booster.

4. Come Proteína para Adelgazar

Comer cantidades adecuadas de proteína es esencial si desea construir o mantener tu masa muscular. Pero las proteínas alimentarias también tienen otras cualidades importantes.

Todos los alimentos conducen a un aumento temporal de la tasa metabólica, conocido como efecto térmico de los alimentos (TEF). Sin embargo, este efecto es mucho más fuerte después de comer proteína en comparación con los carbohidratos o las grasas.

De hecho, las proteínas pueden aumentar la tasa metabólica en un 20-30%, mientras que los carbohidratos y las grasas causan un aumento del 3-10% o menos.

Este aumento en el gasto de calorías puede ayudar a promover la pérdida de peso o a prevenir la recuperación de peso después de una dieta de pérdida de peso.

 Comer más proteína también puede ayudar a contrarrestar la pérdida de masa muscular y la tasa metabólica asociada con la pérdida de peso.

 5. No comas menos para Bajar de Peso

Aunque comer menos es un método para perder peso, comer muy poco suele ser contraproducente a largo plazo.

 Esto se debe a que la restricción calórica causa una disminución en tu tasa metabólica.

Este efecto se conoce como modo de inanición o adaptación metabólica. Es la manera en que tu cuerpo se protege de la inanición y la muerte.

Las investigaciones muestran que comer menos de 1,000 calorías diarias de manera consistente conduce a una caída significativa en la tasa metabólica que se mantiene incluso después de terminar tu dieta hipocalórica.

Los estudios en personas obesas sugieren que la respuesta a la inanición puede reducir significativamente el número de calorías quemadas. Por ejemplo, un estudio indica que esta desaceleración en la tasa metabólica ahorra hasta 50 calorías por día.

Curiosamente, el ayuno intermitente minimiza este efecto.

6. Bebe agua para Adelgazar Mientras Descansas

El aumento temporal de la tasa metabólica no tiene por qué ser complicado. Es tan simple como salir a caminar o beber un vaso de agua fría.

Muchos estudios muestran que el agua conduce a un aumento en el número de calorías quemadas, un efecto conocido como termogénesis inducida por el agua.  Quemas más calorías solo por tomar agua.

Beber agua fría tiene un efecto aún mayor que el agua tibia, ya que esto requiere que tu cuerpo la caliente a la temperatura corporal.

Los estudios sobre este fenómeno arrojan resultados diversos. Aproximadamente 16 onzas (500 ml) de agua fría pueden causar un aumento del 5-30% en el número de calorías quemadas durante 60-90 minutos después.

Parece que aumentar el consumo de agua también es beneficioso para la cintura. Estos estudios muestran que beber 34-50 onzas (1-1.5 litros) de agua al día puede conducir a una pérdida de peso significativa con el tiempo.

Puedes maximizar estos beneficios tomando agua antes de las comidas, ya que también lo llena y reduce la ingesta de calorías.

7. Toma Cafeína para Adelgazar

Aunque el agua pura es buena por sí sola, las bebidas como el café o el té verde, también son útiles.

Estudios controlados muestran que beber bebidas cafeinadas puede acelerar temporalmente tu tasa metabólica en un 3-11%.

 Sin embargo, este efecto es menor en las personas obesas, así como en los adultos mayores. Además, los bebedores de café experimentados podrían haber desarrollado una resistencia a sus efectos.

Para bajar de peso, las bebidas sin azúcar como el café solo o negro son las mejores. Al igual que el agua, el café frío puede ser aún más ventajoso.

8. Duerme bien para Adelgazar

Dormir poco no sólo es malo para tu salud general, sino que también puede ralentizar tu ritmo metabólico y aumentar tu riesgo de ganar peso.

Este estudio mostró que la tasa metabólica disminuyó en un 2,6% cuando los adultos sanos dormían sólo cuatro horas por noche durante cinco días seguidos.

Otro estudio de cinco semanas determinó que la interrupción sostenida del sueño, junto con tiempos de sueño irregulares, redujo la tasa metabólica de reposo en un 8%, en promedio.

Por consiguiente, la falta de sueño se asocia con un mayor riesgo de aumento de peso y obesidad.


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness