Si pierdes poca grasa a pesar de que comes saludablemente, haces ejercicio o estás en una dieta y esto te tiene frustrado, no te preocupes más, porque hoy vas a aprender cómo hacer que tu cuerpo se coma su propia grasa.

Comer saludablemente es el primer paso para bajar de peso. Con esto le darás a tu cuerpo los nutrientes de alta calidad que necesita para que tu metabolismo funcione eficientemente. Al mismo tiempo, removerás comidas que lo afectan, ya que al cambiar alimentos densos en calorías por densos en nutrientes, crearás sin darte cuenta un déficit calórico facilitando el uso de la grasa como energía. Sin embargo, en muchos casos llega un punto en el que ya dejas de ver resultados o que simplemente hacer esto no te funcionó.

Los dos principales motivos por los que esto pasa son la adaptación del cuerpo al nuevo consumo de calorías o que el nivel de insulina en el cuerpo muy alto para quemar grasa; y en algunos casos, ambos motivos

Para solucionar esto, vas a seguir los siguientes pasos. Tal vez ya hayas escuchado sobre los dos primeros, pero el tercero y cuarto son totalmente nuevos.

 

Paso 1:

Extiende tus horas de ayuno.

Después de tu última comida del día hasta que te levantas al día siguiente y vuelves a comer, han pasado algunas horas y eso se conoce como ayunar.

En ayuno, tu cuerpo al no tener energía externa de los alimentos, empieza a usar su energía de reserva. Comienza con sus carbohidratos almacenados (glucógeno) y luego pasa a utilizar grasa. Además, cuando no has comido nada por varias horas, tu insulina empieza a bajar facilitando la movilización de grasa, excepto en casos de resistencia a la insulina donde esta hormona se mantiene elevada por muchas horas más.

La mayoría de personas ayunan entre 8 a 10 horas normalmente. Si este es tu caso, extiéndelo a 12 horas; y si ya lo haces así, aumenta el tiempo hasta 14 horas. A esto se conoce como ayuno Intermitente.

Si eres hombre puedes extender tu tiempo de ayuno sin problema, pero si eres mujer o estás bajo mucho estrés, hazlo de la mano de un especialista.

Paso 2

Come alimentos que no eleven tu azúcar en sangre considerablemente.

Cuando comes alimentos que elevan mucho tu glucosa, trae una elevación de insulina.  Por ello, en tu plan de pérdida de peso vas a evitar frutas, arroz, papas o patatas, harinas de trigo o productos hechos con harinas blancas como pan, fideos, pizza, pastas y empanadas. Si lograste tu meta de fitness comiendo algunos de estos alimentos, te felicito, tienes un buena sensibilidad a la insulina y metabolismo, pero esto no pasa con todos.

Entre los que alimentos que te recomiendo consumir vas a encontrar carne de res, cordero, camarón, pollo, aguacate, almendras, nueces, pistachos, aceite de oliva, aceite de coco, y si no tienes problemas con los lácteos, queso.

Si quieres un detalle completo de todos los alimentos que puedes comer y en que cantidades anda a adrianyepez.com y descarga el programa Hard Weight Loss . En este programa encontrarás el protocolo perfecto de ayuno intermitente, una guía de suplementos, videos didácticos, recetas y la dieta que debes seguir.

 

Paso 3 Juega con las cantidades de tus alimentos.

 

Al comienzo ves resultados y luego ya no. A la mayoría de personas nos pasa.

Cuando pasé de tener sobrepeso a estar saludable, no fue de un solo golpe. Tuve que ir modificando mi plan alimenticio, pero no cambiándolo totalmente cada semana, como el nutricionista de mi época de gordo me quiso hacer creer que era necesario.

Lo que hice, y lo que tienes que hacer tú, es incrementar o disminuir las cantidades de tu plan alimenticio estratégicamente. De esta manera evitarás que tu cuerpo se adapte a la ingesta calórica.

Sigue tu plan normalmente con las cantidades que te están dando resultados. Si te estancas, aumenta las porciones entre un 20 a 25% durante una o dos semanas y luego reducelas nuevamente, aunque en algunos casos se requiere de más tiempo.

Otras formas de evitar esta adaptación es realizar un ayuno intermitente más extenso en ciertos días o incrementar las cantidades de tus alimentos una o dos veces por semana en lugar de seguir un plan lineal.

 

Paso 4

Si comes azúcar, úsalo:

En caso de consumir alguno de los alimentos que elevan bastante el azúcar en la sangre sangre (carbohidratos), como los que mencioné anteriormente, no entres en pánico, ya que simplemente usarás el azúcar como energía al hacer un entrenamiento de pesas intenso, crossfit o un entrenamiento con intervalos de alta intensidad como alternar entre caminar y correr a toda velocidad. Con esto bajarás la glucosa en sangre y por ende la insulina.

Tomar Vinagre de Sidra de Manzana también ayuda, pero en mucha menor medida. Esto te lo explicaré más detalladamente en un próximo blog.

 

Paso 5:

Suscríbete a mi boletín, visita mi canal en Youtube , activa las notificaciones y comparte este contenido:

En este canal tengo cientos de videos que te ayudarán a mejorar tu estilo de vida y lograr tus metas. Este es un buen comienzo, pero tienes mucho más que aprender aún.  Y si tu familia y amigos están contigo en esto el proceso será mucho más fácil.

Un fuerte abrazo y nos vemos cada lunes, miércoles y viernes en un nuevo blog.

 

Si quieres conocer las cantidades de cuánto puedes comer, recuerda que puedes ir a mi store y descargar mis programas o separar una cita conmigo para ayudarte a armar tu plan nutricional con los macronutrientes que necesitas de acuerdo a tu tipo de cuerpo y meta.

Si estás interesado en deliciosas, saludables y fáciles recetas puedes descargar mi libro Yo Fit aquí.

Y si aún no tienes tu plan nutricional y de ejercicios descárgalos aquí.

Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness