Escenas como desmayos, mareos y colapsos son muy comunes en competencias de físicoculturismo y es debido a la falta de un electrolito muy importante llamado sodio que se encuentra en la sal y seguramente habrás escuchado que consumirlo es malo, lo cual no es cierto.

Consumir sodio es sumamente importante para que el cuerpo pueda funcionar y rendir bien; no solo para atletas, sino para personas en general.

Es muy común que muchos nutricionistas o entrenadores, al momento de  armar tu dieta, bajen el consumo de sal; y aunque esta recomendación sí puede ayudar a algunas personas, especialmente si cuentas con presión arterial elevada, no es el caso con la mayoría de personas saludables.

El principal motivo por el que te obligan a sacar la sal de tu dieta es porque te ayudará a perder peso rápido, pero esa carga que estás perdiendo es el peso del agua, y así como lo pierdes rápido, también lo recuperas rápidamente y tal vez en mayor medida cuando la sal es reintroducida en tu alimentación.

Las únicas situaciones en las que recomendaría reducir la sal y por un corto periodo, máximo tres días, son cuando tienes una sesión fotográfica, evento especial o competencia y necesitas eliminar líquido pronto para verte en una condición más definida.

En caso de que tengas mucho peso por perder, te comento que no debes eliminar el sodio de tu alimentación ya que las dietas bajas en sodio hechas por un periodo largo de tiempo están asociadas actualmente a la Resistencia a la Insulina, lo cual solo complicaría tu proceso de adelgazamiento.

El otro motivo por el que no debes reducir el sodio en tu alimentación es porque te vas a sentir bajo de energía. Si tienes bajos niveles de electrolitos bajarás tu rendimiento, te sentirás con deshidratación y esto obviamente afectará tu bienestar general, esto es especialmente cierto si llevas una dieta cetogénica o baja en carbohidratos.

La última razón es porque afectará la capacidad de disfrutar tu dieta. Una comida sin nada de sal, un pedazo de pollo o carne, probablemente no tendrá tanto sabor como quisieras y no lo podrás aplicar como un estilo de vida.

Habiendo dicho esto, no quiero que pienses que puedes comer una gran cantidad de sodio ya que todo se trata de llevar un balance, el cual será también diferente dependiendo de cada persona, su actividad física y la cantidad de agua que consumas. Si eres de los que bebe varios litros al día, vas a eliminar electrolitos por la orina y si estás llevando una dieta baja en carbohidratos, sucederá los mismo, así que si estás en ese grupo de personas probablemente puedas consumir un poco más, pero no de alimentos procesados como las patatas fritas y los enlatados ya que estos suelen tener un muy alto contenido de sal de baja calidad y no recomiendo incluirlos de manera regular en tu alimentación.

La recomendación general actualmente es de que consumas el sodio de la Sal Rosada o Marina, las cuales son muy buenas, pero si estás haciendo esto, toma en cuenta que este último tipo de sal no está fortificada con yodo, algo de lo que te habrás dado cuenta al adquirir una sal común. El yodo es necesario para que tu glándula tiroides funcione de manera óptima, y desde hace algunos años, en varios países, es obligatorio  fortificar la sal con yodo, para evitar Bocio o Hipotiroidismo. Así que si usas Sal Marina o Rosada, puede que te esté faltando este nutriente muy importante y si es así te sugeriría comer Algas Marinas o el complejo Metabolism Booster el cual puedes adquirir aquí.

Si quieres conocer los diferentes planes nutricionales y guías de entrenamiento que tengo disponibles,  puedes ir a mi store y descargarlos.

Si estás interesado en deliciosas, saludables y fáciles recetas puedes descargar mi libro Yo Fit aquí.


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness