Hace algunos años pensaba que los alimentos que engordan no existen, que solamente se trataba de mantener un buen balance energético, es decir que podía comer cualquier alimento y mientras no me pasara de las calorías no pasaba nada. Y aunque este concepto no es incorrecto, si es una verdad a medias.
Existen otros factores importantes cuando se trata del almacenamiento de grasa en cuerpo, como por ejemplo la respuesta hormonal de los alimentos.
Hay alimentos que cuando los comen activan la secreción de una hormona llamada insulina. Las funciones principales de esta hormona son regular el nivel de azúcar a la sangre y enviar nutrientes a las células.
Cuando tu comes carbohidratos estos se transforman en glucosa, se eleva la insulina, la glucosa es enviada a los músculos e hígado y cualquier exceso de glucosa se transforma en ácidos grasos y se almacena como grasa corporal. Además, cuando la insulina está presente, tanto el glucagón como la hormona lipasa sensitiva no actúan y esto evita que quemes grasa.
El siguiente factor es como afectan ciertos alimentos al ritmo metabólico basal.
El ritmo metabólico basal o RMB es la cantidad de energía o calorías que tu cuerpo necesita para funcionar en reposo.  Mientras más alto sea tu RMB podrás comer más calorías sin engordar, esto es a lo que llaman un metabolismo rápido.
Y mientras más bajo sea tu RMB engordarás con mayor facilidad, aunque comas pocas calorías. Esto es un metabolismo lento. Existen algunos motivos por los que tu metabolismo se hace lento, pero los principales son comer muy poco durante mucho tiempo y comer alimentos que lo afectan.
Antes de ir directamente al alimento que más engorda en el mundo vamos a mencionarte algunos de los que van a elevar demasiado tu insulina o afectar a tu RMB y al final del video te daremos información de cómo mejorarlo.
Papas o Patatas Fritas:
Las papas son ricas en almidón que hace que se absorban líquidos por lo que cuando introducimos las papas en el aceite hirviendo, el agua de la papa se evapora y el almidón comienza a absorber el aceite. A esto hay que sumarle que el aceite con el que freímos es sometido a altas temperatura lo que provoca que este se vuelva sumamente dañino para el cuerpo. Con esto estamos elevando el contenido calórico del alimento, pero no con calorías nutritivas buenas para nosotros.
Si quieres que te compartamos una receta de patatas fritas que no contienen almidón y están llenas de calorías de alta calidad buenas para tu metabolismo déjanos un like y un comentario en este video.
Chocolate blanco
El chocolate blanco, no es considerado “chocolate” como tal puesto que es un subproducto o derivado de éste ya que no contiene pasta de cacao.
Generalmente, está constituido por un 55% de azúcares o edulcorantes, un 20% de manteca de cacao, un 14% de sólidos lácteos y un 3,5% de grasas lácteas. Esta composición es la que hace que el “chocolate blanco” influya negativamente en el almacenamiento de grasa corporal.
Además, al no contener pasta de cacao, no presenta ni polifenoles (poderosos antioxidantes) ni metilxantinas (estimulantes del sistema nervioso).
Refrescos azucarados
El consumo de las bebidas azucaradas se está viendo incrementado al emplearse como sustitutivo del agua durante las comidas principales además de como meriendas o aperitivos.
Este tipo de bebidas se caracterizan por su alto contenido en azúcares simples los cuales favorecen el desarrollo de sobrepeso y obesidad, así como una mayor incidencia de diabetes tipo 2.
Panadería Industrial
En este apartado se incluyen todo tipo de bollos, papitas o patallas, galletas, pasteles, etc. Tienen alto contenido de carbohidratos refinados por lo que aumentan el riesgo de sufrir obesidad cuando se consumen de forma habitual.
Normalmente están compuestos por aceites vegetales, grasas hidrogenadas y azúcares en cantidades importantes. Además de engordarte esta combinación hace que este grupo de alimentos resulte perjudicial para la salud puesto que aumentan el colesterol LDL (“malo”) y los triglicéridos en sangre.
Las salsas industriales
Normalmente las salsas industriales en lugar de ser preparados con vegetales, aceites de alta calidad y especias, están preparadas con aceites vegetales, sal de mesa y gran cantidad de preservantes y conservantes que afectan a tus hormonas y metabolismo. Las salsas pueden resultar sumamente nutritivas y hasta pueden ayudarte en tu proceso de perdida de grasa si es que las preparas correctamente.
Si quieres aprender como preparar este tipo de salsas puedes descargar el libro Yo Fit desde adrianyepez.com te dejo el link en la descripción.
Alimentos procesados
En este grupo se incluyen sobre todo las comidas rápidas o “fast food”.
El consumo habitual de estos alimentos, promueve tanto la obesidad como el aumento de enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes, triglicéridos en sangre y otras enfermedades crónicas. Contiene grandes cantidades de grasas trans, sodio y azúcares. Además están relacionadas con ciertas alergias e incluso un mayor riesgo de padecer cáncer (a largo plazo).
Y ahora si vamos al “alimento” que más engorda y que más daño hace en el mundo.
Glutamato Monosódico
Todos los alimentos que hemos mencionado anteriormente suelen tener algo en común y es que vamos a encontrar GLUTAMATO MONOSODICO entre sus ingredientes. El uso frecuente de este provoca una alteración en los umbrales de saciedad al interferir en la hormona leptina, la cual está implicada en el control del apetito.
Esto quiere decir que puedes comer gran cantidad de un alimento sin sentirte saciado provocando que comas en exceso y que este exceso se almacene como grasa corporal.
Empeorando aún más la situación el GLUTAMATO MONOSÓDICO interfiere con las hormonas tiroideas T4 y T3 reduciendo tu Ritmo Metabólico Basal.
 Si no lo encuentras inicialmente en la lista de ingredientes de los alimentos también búscalo con los siguientes nombres:
-Ácido Glutámico.
-Extracto de levadura.
-Aditivo E-621 o MSG
El Glutamato Monosódico no solo engorda, sino que es considerado como una neurotoxina, lo que significa que sobreestimula a las neuronas llevándolas incluso a un estado de agotamiento como consecuencia de esta estimulación artificial, a la vez que es capaz de dañar el sistema nervioso.
El consumo de alimentos que contengan este aditivo, especialmente en cantidades elevadas, puede causar dolores de cabeza, náuseas, migrañas, espasmos musculares y alergias. Mientras que, en casos más graves, puede ocasionar ataques epilépticos, anafilaxis, depresión y problemas o irregularidades cardíacas.

Para conocer cuánto puedes comer de estos alimentos, recurre siempre a tu plan nutricional. Si no cuentas con uno, dirígete a www.adrianyepez.com, haz el test y descarga el tuyo.

Si quieres separar una cita conmigo para ayudarte a armar tu plan nutricional con los macronutrientes que necesitas de acuerdo a tu tipo de cuerpo y meta.

Y si aún no tienes tu plan nutricional y de ejercicios descárgalos aquí.

Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness