El día de hoy aprenderás los hábitos que te engordan.

La persona promedio aumenta de una a dos libras (0.5 a 1 kg) cada año.

Aunque esa cifra parece pequeña, podría equivaler de 10 a 20 libras de grasa (4.5 a 9 kg) adicionales por década. 

Comer sano y hacer ejercicio regularmente ayuda a prevenir este aumento de peso. Sin embargo, a menudo son las pequeñas cosas que haces diariamente las que hacen que engordes sin darte cuenta.

Afortunadamente, con la información que te voy a compartir el día de hoy podrás tomar el control y evitar este aumento de peso indeseado. PONER LIKE

En mis años de experiencia como asesor de fitness he notado que hay 15 hábitos que las personas tienen que los hacen engordar sin darse cuenta y hay 1 en particular, que mencionaré al final del blog, que no solo es el que más engorda, sino que también acabará poco a poco con tu cuerpo y salud.

Tu mejor herramienta en la dieta keto


1. Comer Rápidamente te hará subir de peso

En el mundo de hoy, la gente está más ocupada que nunca y tiende a comer rápidamente.

Desafortunadamente, comer rápido podría hacer que engordes. Estos estudios muestran que las personas que comen sus comidas rápidamente tienen más probabilidades de tener sobrepeso o de ser obesas.

Esto se debe a que toma tiempo para que tu cuerpo le diga a tu cerebro que está lleno. Por lo tanto, las personas que comen rápidamente pueden fácilmente comer más alimentos de los que su cuerpo necesita antes de sentirse llenos.

Si comes rápido, trata de reducir la velocidad conscientemente masticando más y mordiendo más pequeños bocados. 

2. No beber suficiente agua Te hará Subir de Peso

Los estudios estiman que hasta un 28% de los adultos están deshidratados, y que las personas mayores tienen un mayor riesgo.

Si no bebes suficiente agua, vas tener sed y la sed puede ser confundida con un signo de hambre o de antojos de comida por parte del cuerpo.

En este estudio, los científicos encontraron que las personas que bebían dos tazas de agua justo antes del desayuno comían 22% menos calorías en esa comida que las personas que no bebían agua.

Lo mejor de todo es que el agua simple tiene cero calorías. 

Algunos estudios han encontrado que reemplazar las bebidas endulzadas con azúcar por agua puede reducir la ingesta de calorías hasta en 200 calorías por día.

Si te aburre el agua, prueba a añadirle limón para darle un toque de sabor.

3. Estar sentado por mucho tiempo te hará subir de peso

En los países occidentales, el adulto promedio se sienta de 9 a 11 horas por día.

Aunque parece inofensivo, los estudios muestran que las personas que se sientan por más tiempo tienen más probabilidades de tener sobrepeso. Además, tienen mayores riesgos de enfermedades crónicas y muerte prematura.

Por ejemplo, un análisis de seis estudios de casi 600,000 personas encontró que los adultos que se sentaban por más de 10 horas al día, tenían un 34% más de riesgo de muerte prematura. Aún así este no el hábito más peligroso de la lista. 

Si tu trabajo implica estar sentado por largos intervalos, asegúrate de hacer ejercicio ya sea antes del trabajo, durante el almuerzo o después del trabajo unas cuantas veces por semana. También puedes intentar usar un escritorio de pie.

4. No dormir lo suficiente Te Engordará

Más de un tercio de las personas no duermen lo suficiente.

Desafortunadamente, la falta de sueño está fuertemente relacionada con el aumento de peso. Esto se debe a muchos factores, incluidos los cambios hormonales y la falta de motivación para hacer ejercicio.

En este estudio, los científicos analizaron los hábitos de sueño de más de 68,000 mujeres mayores de 16 años. Descubrieron que las mujeres que dormían menos de 5 horas por noche tenían un riesgo mucho mayor de ganar peso que las personas que dormían 7 horas o más.

Lo que es peor, las personas que no duermen lo suficiente son más propensas a acumular grasa en el vientre o grasa visceral. Llevar más grasa visceral está relacionado con un mayor riesgo de enfermedades dañinas como la enfermedad cardíaca y la diabetes tipo 2.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es SUPLEMENTO-TAMAÑOS-MEDIO-1030x510.jpg
Suplemento tiroides, ayuda acelerar el metabolismo, quemar grasa, aumento de energía y enfoque mental.


5. No relajarte te hará engordar

Muchas personas llevan una vida muy ocupada y nunca tienen tiempo para sí mismas.

Lamentablemente, no tener tiempo para relajarte puede hacer que te sientas constantemente estresado y que acumules más grasa.

Los estudios demuestran que el estrés constante está relacionado con la grasa abdominal. Este estrés hace que la gente inconscientemente anhele “alimentos reconfortantes” no saludables para aliviar el estrés, además de elevar el cortisol de manera crónica.

La meditación es una gran alternativa para lidiar con el estrés. Una revisión de 47 estudios de más de 3.500 personas mostró que la meditación ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad.

Aparte de la meditación, también puedes probar el yoga, reducir la cafeína y caminar a paso lento.

6. Comer de platos y tazones grandes

El tamaño de tus platos y tazones podría tener un impacto significativo en tu cintura.

En un análisis de 72 estudios, los científicos encontraron que la gente comía más comida cuando se servía en platos y tazones más grandes que en platos y tazones más pequeños sin darse cuenta. En promedio, las personas que comían en vajillas más grandes consumían un 16% más de calorías por comida.

Además, otro estudio encontró que incluso los expertos en nutrición comemos inconscientemente un 31% más de helado cuando nos dan un tazón grande.

Esto sucede porque los platos más grandes pueden hacer que una porción de comida parezca más pequeña de lo que es. Esto hace que tu cerebro piense que no has comido suficiente comida.

El simple hecho de cambiar a una vajilla más pequeña puede ayudarte a comer menos alimentos sin sentir hambre.

7. Comer frente al televisor te hará engordar

La gente a menudo come mientras ve la televisión, navega por Internet o lee el periódico. Sin embargo, comer mientras estás distraído puede hacer que comas más.

Una revisión de 24 estudios encontró que las personas comían más alimentos durante una comida cuando estaban distraídas.

Interesantemente, aquellos que comieron mientras estaban distraídos también comieron significativamente más alimentos más tarde en el día.

Mientras estás comiendo, trata de eliminar todas las distracciones y concéntrate en tu comida. Esto se conoce como comer conscientemente y ayuda a hacer que comer sea una experiencia más agradable.

8. Beber tus calorías te hará engordar

Beber jugos de frutas y refrescos van a hacer que aumentes de peso.

Tu cerebro no registra las calorías de las bebidas de la misma manera que registra las calorías de los alimentos, lo que significa que es probable que las compenses comiendo más.

En este estudio, 40 personas consumieron 300 calorías de manzanas enteras, puré de manzana o una manzana con su comida en seis momentos diferentes. Los científicos encontraron que las manzanas enteras eran las que más llenaban, mientras que el jugo de manzana era el que menos llenaba .

Si tiendes a comer en exceso obten tus calorías de alimentos enteros en lugar de bebidas. Los alimentos enteros toman más tiempo para masticar y tragar, lo que significa que tu cerebro tiene más tiempo para procesar las señales de hambre.

9. No Comer Suficiente Proteína Te Hará Engordar

La falta de proteínas en tu dieta puede estar haciendo que aumentes de peso.

Este importante nutriente puede ayudarte a mantenerte más lleno por más tiempo mientras comes menos alimentos.

La proteína le dice al cuerpo que produzca más hormonas de saciedad como el péptido YY, GIP y GLP-1. También le dice al cuerpo que produzca menos hormonas del hambre como la grelina.

Los estudios también han demostrado que una dieta rica en proteínas puede ayudar a estimular el metabolismo y preservar la masa muscular, dos factores importantes para mantener un peso saludable.

Para aumentar tu consumo de proteínas, trata de comer más alimentos ricos en proteínas como huevos, carnes, pescado, tofu y chochos.

10. No comer suficiente fibra te hará engordar

La falta de fibra en tu dieta podría estar haciendo que engordes. Esto se debe a que la fibra ayuda a controlar tu apetito para mantenerte más lleno por más tiempo.

Un estudio mostró que comer 14 gramos adicionales de fibra al día puede reducir tu consumo de calorías hasta en un 10%. Esto podría llevar a una pérdida de hasta 4,2 libras (1,9 kg) en cuatro meses.

Aparte del apetito, los efectos de la fibra en la pérdida de peso son impresionantes.

Puedes aumentar tu consumo de fibra comiendo más verduras, especialmente legumbres. Alternativamente, puedes tratar de tomar un suplemento de fibra soluble como el glucomanano.

11. No tener a mano bocadillos saludables

El hambre descontrolada es una de las principales razones por las que las personas aumentan de peso.

Cuando la gente tiene hambre, es más probable que coma porciones más grandes de alimentos. Además, el hambre puede aumentar tus antojos de alimentos no saludables.

Tener a mano bocadillos saludables como los que preparamos todos los lunes en este canal puede ayudarte a combatir el hambre y frenar tus antojos de alimentos poco saludables. 

12. Comer demasiadas grasas saludables

Las grasas saludables como el aguacate, el aceite de coco y el aceite de oliva son una parte importante de una dieta saludable.

Desafortunadamente, “tener demasiado de algo bueno” también se aplica a las grasas saludables. Esto se debe a que las grasas saludables también son altas en calorías.

Por ejemplo, una sola cucharada de aceite de oliva contiene 119 calorías. Si agregas varias cucharadas de aceite a tus comidas, las calorías pueden sumarse rápidamente.

Aunque las grasas saludables son altas en calorías, son nutritivas y no deben evitarse. En cambio, trata de obtener la mayor parte de la grasa en tu dieta de alimentos enteros como el salmón y el aguacate. Estos alimentos llenan más que los aceites solos.

Además, apunta a comer un buen equilibrio de grasas saludables, proteínas magras y verduras. Esto debe equilibrar naturalmente tu dieta y evitar que comas un exceso de calorías.

13. Beber demasiado café te engorda

Más del 60% de los occidentales bebemos café diariamente.

Esta popular bebida no sólo es energizante, sino que también está cargada de antioxidantes y nutrientes beneficiosos.

Sin embargo, la investigación muestra que más de dos tercios de las personas agregan crema, azúcar, leche y otros aditivos a su café, lo que puede hacerlo poco saludable. Esto significa que su hábito del café podría estar contribuyendo a la ganancia de grasa.

Por ejemplo, un café con leche y azúcar tiene 204 calorías. Hacer un cambio a café negro puede proporcionarte el mismo efecto de la cafeína sin las calorías adicionales.

14. No comer suficientes verduras te Engorda

Menos de una de cada diez personas cumplen con las recomendaciones para el consumo de verduras.

Esta es probablemente una gran razón por la que un gran porcentaje de la población tienen sobrepeso o son obesos.

No sólo las verduras están cargadas de nutrientes beneficiosos, sino que también son muy bajas en calorías por lo que puedes comer gran cantidad de ellas para llenarte.

Muchos estudios también han demostrado que las personas que comen más verduras tienen más probabilidades de tener un peso más saludable.

Si te resulta difícil comer tus verduras, aquí tiene algunos consejos útiles:

-Prepara algunos palitos de verduras crudas y llévalos al trabajo.

-Agrega muchas verduras picadas a sus sopas.

-Si te resulta difícil preparar verduras frescas, trata de mezclarlas con verduras congeladas.

15. Usar demasiadas salsas y aderezos en la ensalada te engorda

Una sola porción de aderezo para ensaladas puede contener más calorías que toda la ensalada.

Por ejemplo, los aderezos comunes para ensaladas como el rancho, el queso azul y los aderezos César contienen entre 130 y 180 calorías por porción estándar.

Para poner esto en perspectiva, te tomaría 30 minutos de caminar a un ritmo moderado para quemar sólo el aderezo.

En su lugar, trata de reducir los aderezos para ensaladas tanto como sea posible, ya que pueden agregar fácilmente calorías excesivas a tu dieta. O mejor aún, opta por un aderezo para ensaladas bajo en calorías como una vinagreta. Si necesitas ideas para preparar salsas o aderezos saludables y nutritivos puedes descargar mi Libro Yo Fit. 

16. No comer sano los fines de semana

Las personas a menudo encuentran más fácil comer saludablemente durante la semana porque típicamente tienen una rutina diaria con sus compromisos de trabajo y de vida.

Por el contrario, los fines de semana tienden a tener menos estructura. Además, las personas pueden estar alrededor de tentaciones más insalubres, lo que puede llevar a un aumento de peso.

En un estudio, los científicos observaron los hábitos de dieta y ejercicio de 48 personas. Encontraron que las personas aumentaban de peso los fines de semana, ya que comían más y eran menos activas.

Afortunadamente, usted también tiene más tiempo los fines de semana para salir al aire libre y hacer ejercicio. Además, puede evitar la tentación eliminando los alimentos poco saludables de la casa.

Y ahora sí llegamos al último que es verdaderamente sorprendente.

17. Tener horarios de comidas irregulares te engordará

Aunque retrasar una comida de vez en cuando no es tan malo, comer constantemente a horas irregulares será increíblemente perjudicial para tu salud y tu cintura.

Como puedes ver en estos 4 estudios (https://bit.ly/2JnT125 https://bit.ly/2lVCoBe https://bit.ly/2lTa5TZ https://bit.ly/2jXTgGU ) las comidas irregulares pueden promover efectos dañinos al afectar el reloj interno de su cuerpo. Este reloj interno ayuda a los procesos regulares como el apetito, el metabolismo y la digestión, por lo que una alimentación irregular puede alterar su ritmo

Lo más preocupante es que las personas que tienen horarios irregulares para comer suben de peso sin motivo aparente. Además quienes comen en horarios irregulares tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas. Esto incluye el síndrome metabólico, enfermedad cardíaca, resistencia a la insulina y un control deficiente del azúcar en sangre.

Ya sea que lleves un plan de 5, 3 o 1 comida al día. Procura que sea siempre a la misma hora para regular al reloj interno de tu cuerpo.

Ahora tienes el conocimiento necesario para tomar el control de tu cuerpo, solo tienes que tomar acción y dejar un like si lo vas a poner en práctica.

Para conocer qué alimentos debes comer y sus cantidades, recurre siempre a tu plan nutricional. Si no cuentas con uno, dirígete a www.adrianyepez.com, haz el test y descarga el tuyo.


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness