Hoy uno a uno te voy a decir cuáles son los motivos por los que no estás perdiendo peso a pesar de que estés practicando Ayuno Intermitente.

1.- Estás ayunando en un horario incorrecto para ti

Hay múltiples planes de ayuno intermitente, y no hay una talla única para todos. El enfoque 5:2 implica comer tu dieta normal cinco días a la semana y restringir tu ingesta calórica a 500 o 600 calorías para los dos días restantes. En el protocolo 8:16, tu ventana para comer dura 8 horas durante el día y el período de ayuno es de 16 horas incluyendo las horas en las que duermes.

Otros planes menos populares, incluyen la dieta del guerrero, que consiste en no comer durante el día y disfrutar de una gran comida por la noche, y el plan Eat-Stop-Eat que incluye uno o dos ayunos de 24 horas por semana.

Estos protocolos aunque son menos populares nosotros los utilizamos con clientes que se adapten mejor a ellos y los resultados en algunos casos son incluso mejores que con los protocolos más conocidos.

Si recién estás comenzando, tienes mucho estrés mental o no duermes lo suficiente deberías comenzar con un protocolo de 12 horas de ayuno y 12 horas de alimentación.

Si estás buscando perder grasa y aumentar músculo tanto este protocolo como el de 16:8 serán los más adecuados para ti. Mientras que si tu meta principal es perder grasa, pero quieres mantener músculo y ya tienes experiencia con el ayuno la dieta del guerrero y el plan eat-stop-eat probablemente sean buenos planes para ti.

2.- No comer suficientes calorías

No comer lo suficiente durante tu ventana de alimentación puede ser contraproducente.

Las personas a menudo tratan de restringirse mucho durante su ventana de alimentación, sin embargo, ese no es el punto. El objetivo es durante esa ventana darle al cuerpo lo que necesita para que se mantenga fuerte y sano. Si tu cuerpo no tiene la nutrición necesaria no funcionará bien y aparte de sentirte mal no oxidarás tu grasa corporal para ser usada como energía eficientemente. Sin contar que comer muy poco durante mucho tiempo provocará que tu metabolismo se haga lento.

Para perder peso, te recomiendo que si eres mujeres consumas entre 1200 y 1800 calorías y si eres hombre consume entre 1800 y 2200 tomando en cuenta tu actividad física y la edad.

Si no quieres contar calorías o macros y quieres aprender a comer bien instintivamente puedes ver el video que te dejo en pantalla o puedes descargar alguno de mis programas desde adrianyepez.com te dejo el link en la descripción.

3.- Estás comiendo los alimentos equivocados

Comer los alimentos equivocados durante la ventana de alimentación puede ser uno de los motivos por los que no estás perdiendo peso.

El ayuno intermitente para algunas personas funciona como magia. Solo cumplen con la ventana de alimentación, siguen comiendo lo mismo e igual bajan de peso. Sin embargo otros requieren de un cambio en su alimentación para ver resultados.

Asegúrate de siempre incluir una proteína en tu plato y al menos dos porciones de grasas buenas y vegetales.

Si no tienes resistencia a la insulina, metabolismo lento o hipotiroidismo cambia tu porción de arroz blanco por integral, tu rodaja de pan por plátano verde o maduro, azúcar por estevia o eritritol y los dulces por fruta.

Si tienes alguna de las condiciones que mencioné anteriormente cambia tu porción de arroz blanco por aguacate, tu rodaja de pan por nuestro pan keto (te dejo el link en la descripcion), azúcar por stevia o eritritol y los dulces por frutos secos.

4.- Olvidarte de beber agua

Si vas a hacer ayuno intermitente durante un tiempo o como estilo de vida tomar agua es importante para eliminar toxinas.

Cuando no comes tus órganos están libres para realizar su trabajo de limpiar tu cuerpo y eliminar toxinas, pero si no tomas suficiente agua estas podrían quedar atrapadas provocando dolor de cabeza, sarpullido o alteraciones en tu metabolismo.

5.- Sobreentrenamiento

Si planeas ir al gimnasio, asegúrate de no exagerar.

Entrenar en ayunas puede ser una excelente herramienta, pero como todo en la vida debes encontrar tu balance para que sea beneficioso.

El ayuno es una forma de estrés controlado al igual que el ejercicio y una vez que tu cuerpo se adapta es muy beneficioso. Sin embargo si sobrepasas ese límite de estrés que puede tolerar tu cuerpo, en lugar de perder grasa lograrás lo contrario.

Este límite usualmente dependerá de tu experiencia con el ayuno y con el entrenamiento, ya que si eres nuevo en ambos, es muy probable que debas comenzar con un ejercicio de muy baja intensidad o de adaptarse a uno antes de comenzar el otro.

Este es un tema bastante interesante y extenso, así que si te gustaría que haga un video hablando específicamente del entrenamiento en ayunas, déjame un like o un comentario en el video a continuación.

Para conocer cuánto puedes comer de estos alimentos, recurre siempre a tu plan nutricional. Si no cuentas con uno, dirígete a www.adrianyepez.com, haz el test y descarga el tuyo.

Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness