Muchas personas se preguntan si tener sexo ayuda a adelgazar.

Con más de la mitad de la población a dieta, la pérdida de peso está claramente en nuestras mentes. Pero, ¿deberías incluir sexo en tu plan nutricional para adelgazar?

El sexo nos ayuda a quemar calorías. Pero los beneficios no terminan ahí.

Un peso adecuado es parte de un estilo de vida saludable. Mantener nuestro peso bajo control es bueno para nuestro corazón, huesos y pulmones.

Pero un asombroso 73.7% de los hombres y 66.9% de las mujeres en países de habla hispana y Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. Y por eso tal vez no sea ninguna sorpresa para ti que el 66% de las personas están actualmente a dieta.

Ya sea que optemos por una dieta cetogénica, una dieta balanceada o ayuno intermitente, entendemos que nuestra dieta, nuestro peso y nuestra salud están íntimamente relacionados.

 Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos o HSS, la actividad física es una parte importante para mantenerse saludable, perder peso y mantener el peso extra una vez que se ha perdido.

El HSS recomienda al menos 2 horas y media de ejercicio de intensidad moderada cada semana, pero menos del 25% de los adultos logran alcanzar este objetivo.

Las mejores recetas para dieta keto están aquí
Las mejores recetas para dieta keto están aquí

¿Cómo puedo bajar de peso teniendo sexo?

El sexo es bueno para la salud, quema calorías y nos hace felices. Por supuesto, es poco probable que quemes tantas calorías entre las sábanas como durante una sesión de gimnasio pesada, pero el ejercicio por sí solo definitivamente no es la panacea para la pérdida de peso como mucha gente lo piensa.

Así que, prepárate para ver a lo largo de este blog las razones obvias y algunas de las más sorprendentes por las que el sexo debería estar firmemente integrado en nuestro plan para mantener un peso saludable y al final te contaré mi experiencia personal con el sexo para adelgazar. 

El Sexo es un Ejercicio

La modelo y actriz Kerry McCloskey, perdió 23 libras sin hacer dieta y según ella fue gracias al sexo.

En sus palabras: “Fue durante un momento particular de romance y pasión después de que me comprometí y vi los efectos que el aumento del sexo tenía en mi cuerpo”. 

Esta epifanía llevó a más investigación y a su nuevo libro llamado Ultimate Sex Diet (La dieta sexual definitiva). “Me sentí mejor inmediatamente”, dice McCloskey, “porque el sexo es un estimulante del estado de ánimo; cuanto más se tiene, más endorfinas se liberan”. Las endorfinas son las sustancias químicas que hacen que el cerebro se sienta bien.

Según McCloskey debes comenzar con hacer del sexo una prioridad. Recomienda tener relaciones sexuales de tres a cinco veces por semana. En promedio, el sexo quema de 150 a 250 calorías por media hora. “Como es gratis y muy divertido, he descubierto que hacer el amor es la mejor máquina de ejercicio”, señala McCloskey

Además de sexo, McCloskey en su libro también sugiere ejercicios de tonificación incluyendo el “Elvis Pelvis”. Para hacer este movimiento, párate frente a tu pareja y presiona sus pelvis juntas para mantener el equilibrio. Levanta los brazos hacia el techo e inclínate hacia atrás mientras mantiene el contacto pélvico. Sostén por tres segundos, repite cinco veces.

Sin duda alguna, el sexo es un buen ejercicio. Aumenta el ritmo cardíaco incluso si no estás teniendo sexo extremadamente acrobático.

La mejor guía para Dieta Keto. Healthy keto
La mejor guía para la Dieta Keto está aquí

¿El sexo es un buen ejercicio?

En el año 2013, el Prof. Antony D. Karelis -junto con colegas de la Universidad de Quebec en Canadá- estudió exactamente cuántas calorías quemamos cuando tenemos sexo.

El profesor Karelis explica en su artículo que sólo pocos estudios han intentado poner a prueba los efectos fisiológicos durante el sexo en pareja con sujetos humanos, pero que los resultados son verdaderamente increíbles.

Para su estudio, el profesor Karelis trabajó con 21 parejas de entre 18 a 35 años.

A las parejas se les pidió que tuvieran relaciones sexuales una vez por semana durante un período de cuatro semanas, mientras llevaban un rastreador de actividades que permitía al equipo de investigación calcular cuánta energía gastaban cada vez.

Un encuentro sexual incluía juegos previos, relaciones sexuales y al menos un orgasmo.

Esto es lo que el equipo encontró:

“Los hombres quemaban un promedio de 101 calorías y las mujeres 69 calorías cuando tenían relaciones sexuales. La intensidad media era más alta que la de caminar, pero más baja que la de correr”, explica el profesor Karelis, situándola firmemente en la categoría de ejercicio de intensidad moderada.

Esto significa que cada vez que tenemos sexo, esto cuenta para nuestras 2 horas y media de ejercicio semanal recomendados por el HSS.

Si eso no es lo suficientemente atractivo, los datos revelaron más.

Tener Sexo es Más Agradable que ir al Gimnasio

Rango de calorías quemadas durante el sexo.
Rango de calorías quemadas durante el sexo.

En el cuadro que acabas de ver, el rango de calorías quemadas durante el sexo varió considerablemente. En el extremo inferior, los hombres quemaron 13 calorías y las mujeres 11.6, mientras que en el extremo superior de la escala, los hombres quemaron 306 calorías y las mujeres 164 calorías.

Veamos estos números en el contexto de cuánto tiempo duró cada encuentro sexual:

Mientras que la duración promedio de los juegos previos, las relaciones sexuales y el orgasmo fue de 24.7 minutos, el tiempo real que las parejas pasaron teniendo sexo varió de 12.5 a 36.9 minutos.

Con esto no está claro a partir de los datos si los que queman más calorías tuvieron relaciones sexuales más vigorosas o simplemente se tomaron su tiempo, pero podemos sacar algunas conclusiones:

Si queremos aumentar nuestra pérdida de calorías durante el sexo, podemos involucrarnos más activamente, seguir haciéndolo por más tiempo o una combinación de ambos.

El profesor Karelis también comparó el sexo con el ejercicio regular de gimnasio. Encontró que los hombres quemaban entre 149 y 390 calorías durante una sesión de 30 minutos de intensidad moderada en la caminadora, mientras que las mujeres quemaban entre 120 y 381 calorías.

Cuando se les pidió que compararan las dos actividades, todos los hombres y el 95% de las mujeres del estudio dijeron que el sexo era más placentero que usar la caminadora.

Por lo tanto, no sólo estamos avanzando considerablemente hacia el logro de nuestra meta de ejercicio semanal de 150 minutos cuando tenemos relaciones sexuales, sino que también obtendremos más placer que con una visita al gimnasio.

¿Cuánta grasa pierdo teniendo sexo?

Aunque algunos pueden argumentar que un estudio sobre individuos jóvenes y sanos puede no ser representativo de la población general, los participantes incluyeron una amplia gama de categorías de peso.

El índice de masa corporal (IMC) para los hombres varones varió entre 19.5 y 31, lo que pone al menos a algunos de los hombres en la categoría de sobrepeso y obesidad. Para las mujeres, el rango fue de 16.9 a 26.6, lo que significa que algunas de ellas tenían bajo peso y otras tenían sobrepeso.

El estudio no revela nada sobre el peso de los participantes durante las cuatro semanas que participaron; pero si estás buscando perder algunas libras, el ejercicio por sí solo no será la respuesta a la pérdida de peso.

Aparte de haber visto esto una y otra vez, te quiero citar un estudio:

Investigadores de la Universidad de Bangor en el Reino Unido no encontraron pérdida de peso significativa en mujeres que habían participado en tres sesiones de entrenamiento de ejercicio en circuito por semana durante cuatro a ocho semanas, a pesar de haber quemado alrededor de 3,400 calorías en total durante este período de tiempo.

Por el contrario, el equipo identificó cambios en las hormonas que controlan el apetito de los participantes obesos y con sobrepeso después del ejercicio. Esto significa que alguien que realiza más actividad física puede experimentar un aumento del apetito como resultado de ello.

El Sexo Combate la Ansiedad 

El sexo libera hormonas que alivian la ansiedad y nos podrían ayudar a comer  menos.

La oxitocina, que también se conoce como “hormona del amor” se produce en el hipotálamo, tanto en el cerebro como en el tracto gastrointestinal, y ha sido acreditada con funciones clave en el sexo, la empatía, la construcción de relaciones, el parto y la lactancia materna.

Los niveles de oxitocina se disparan cuando tenemos relaciones sexuales, específicamente cuando experimentamos un orgasmo. Pero eso no es todo lo que la hormona del amor puede hacer.

La Dra. Elizabeth A. Lawson, de la Unidad de Neuroendocrina del Hospital General de Massachusetts en Boston, explica en este artículo que “los experimentos con roedores, primates no humanos y seres humanos demuestran sistemáticamente que la oxitocina reduce el consumo calórico”.

Agrega que los hombres comieron menos calorías, particularmente en forma de grasa, después de recibir 24 unidades internacionales (UI) de oxitocina en un aerosol nasal en un estudio.

Además los autores encontraron que la oxitocina redujo el consumo de un pequeño postre después de su comida principal.

Es importante notar que la oxitocina no se queda en nuestros cuerpos por mucho tiempo. Dentro de los 2 a 8 minutos de haber sido liberado, la mitad de la hormona desaparecerá.

Por lo tanto, el efecto posterior de un solo encuentro sexual en nuestra ingesta de alimentos será sólo pasajero. Sin embargo, cada pequeña ayuda, y un freno temporal en la alimentación después de las relaciones sexuales podría contribuir a la pérdida de peso general.

¿El Sexo es Beneficioso para Adelgazar?

Ahora que hemos analizado el beneficio del sexo cuando se trata de quemar calorías y detener temporalmente la alimentación, ¿qué tan probable es que vayamos a adelgazar al tener relaciones sexuales?

En mis años de experiencia como asesor de fitness nunca he puesto a ninguna persona en un protocolo de sexo para perder peso por lo que no te puedo decir a ciencia cierta si ayuda o no ayuda. 

Basándome en lo que he investigado; si tienes un buen metabolismo e incorporas sexo intenso como tu actividad física entre 4 a 5 veces por semana y efectivamente la oxitocina que liberas te hace comer menos, podrías poner a tu cuerpo en un déficit calórico y usar grasa como energía.

Sin embargo, si tienes metabolismo lento, resistencia a la insulina o daño metabólico esto no va a funcionar y debes controlar muy de cerca la respuesta de insulina a través de tu dieta para poder ver resultados significativos.

Personalmente me da más hambre después de tener sexo, por lo que al menos en mí la liberación de oxitocina no reduce el apetito, sino todo lo contrario.

Ayúdame en mi investigación y dime en los comentarios si tú tienes más o menos apetito después de tener sexo.


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness