El día de hoy te vamos a enseñar una bebida que te hará sentir de maravilla y te ayudará a llevar tu ayuno intermitente o prolongado de mejor manera. Esta bebida la puedes tomar en un vaso o en un tazón al igual que una sopa.

Por lo general cuando yo hago ayuno, no lo necesito, pero hay personas que necesitarán un estímulo extra con los nutrientes que te brindará esta bebida.

Yo empecé a tomar esto porque empecé un plan de detox, el cual es un protocolo que estoy desarrollando junto a Lorena para ver qué tal funciona en el que no comes nada de proteína durante tres o cuatro días; pero si tomas lo que prepararemos a continuación y adicionalmente vegetales que te ayudarán al proceso de desintoxicación.

Este proceso del que te hablo resultaba un poco difícil, ya que cuando ayuno no tengo problemas incluso llegando hasta cinco días sin comer sintiéndome extremadamente bien, pero al estar en este protocolo que incluye fruta y vegetales, no entrarás en cetosis, por lo que estoy con baja energía y dolor de cabeza.

He perdido peso, pero aún no he visto si es de masa muscular, aunque lo más probable es que sí ya que cuando estás en ayuno y no estás comiendo proteína, tu músuculo está protegido por las cetonas que generas, por la hormona de crecimiento humano, y en estos momento siento que no es así. Luego con unos exámenes que realizaremos posteriormente, si este protocolo me dio algún beneficio o no.


El plato que hoy vamos a preparar se llama Bone Broth o Caldo de Hueso. Si en tu país le dicen de otra forma, déjame un comentario en el video a continuación.

La preparación es muy sencilla y te indicaremos en el proceso algunos de sus beneficios:

Ingredientes:
-2 litros de agua.
-1 libra de hueso de res.
-Vinagre de Manzana (opcional).

Preparación:
Añade en una olla el agua y el hueso de la res. La razón por la que usamos estos huesos es porque se tratan de el animal con mayor cantidad de grasa saturada.

En las proteínas animales siempre encuentras mayor cantidad de grasa saturada, monoinsaturada y poliinsaturada; pero lo cierto es que a pesar de que las grasas monoinsaturada son muy saludables, y las poliinsaturadas tienen sus beneficios, se oxidan fácilmente con el calor, en cambio con la grasa saturada no pasa eso.

En el momento en que tú comes una grasa oxidada, no solo pierdes los beneficios, sino que se vuelve realmente tóxica para el cuerpo, y lo que queremos hacer aquí es evitar que en ese proceso de cocción que hay un alto contenido de grasa monoinsaturada o poliinsaturada que pueda dañarse con facilidad.

Es debido a eso último que cocinar con aceite de oliva o de aguacate no es la mejor idea por lo que es mejor cocinar con aceite de coco o manteca; y aunque la percepción general es que la manteca no es saludable, este alimento tiene nutrientes y te hará menos daño que usar aceite de oliva para cocinar.

Volviendo al tema de la preparación, cocina la preparación a 165 grados farenheit o a 74 grados centígrados por 24 horas. Conoce el porqué aquí.

Uno de los beneficios más importantes que, como se trata del hueso de res, es que te aportará colágeno a tu cuerpo ayudándote a la producción de tejido, eliminar células muertas, además de ser desinflamatorio gracias a los aminoácidos que contienen como la Prolina, Arginina y Glicina.

Además de esto, tiene zinc y magnesio que son electrolitos que son sumamente importantes para mantenerte hidratado y sintiéndote bien; y es por ese motivo por el que cuando lo consumas no saldrás de tu protocolo de ayuno y mantienes el estado de cetosis y autofagia y te ayudará a sentirte y mantenerte bien.

Aparte de lo dicho, este caldo de hueso te dará una sensación de saciedad ya que sientes que estás comiendo algo, por lo que si eres nuevo practicando el ayuno intermitente o prolongado, esta será una gran herramienta para que puedas comenzar de forma mucho más fácil este proceso.

Durante el ayuno es probable que presentes algo de ansiedad o estrés, por lo que la Glicina, que encontrarás en esta preparación te ayudará a que puedas dormir mejor y desinflamar bastante.

Luego de 24 horas de preparación, tendrás listo tu caldo de hueso.

Luego de hacerlo seguro notarás unas pequeñas cosas amarillas que encontrarás flotando en tu caldo. Se trata de las grasas, por lo que vas a removerlas para que de esa forma no utilices las calorías de esa grasita durante el ayuno intermitente sino tu propia grasa corporal y así también reduces el riesgo de comer alguna grasa que esté oxidada de la que hablamos al comienzo del video.

Y por último, cuando vayas a servir tu porción de caldo de hueso, puedes añadir una cucharada de vinagre de manzana ya que te va a ayudar ya que gracias al ácido acético que contiene el vinagre vas a absorber los nutrientes que te va a aportar. Puedes calentarlo un poco más antes de tomarlo.

Para conocer cuánto puedes comer de estos alimentos, recurre siempre a tu plan nutricional. Si no cuentas con uno, dirígete a www.adrianyepez.com, haz el test y descarga el tuyo.

Si quieres separar una cita conmigo para ayudarte a armar tu plan nutricional con los macronutrientes que necesitas de acuerdo a tu tipo de cuerpo y meta.

Y si aún no tienes tu plan nutricional y de ejercicios descárgalos aquí


Para ver cada semana recetas e información de nutrición y fitness suscríbete gratis a mi Canal de Youtube Adrian Yepez Fitness